jueves, 27 de noviembre de 2008

Nota Informativa

Los medios prefieren lo coyuntural antes que temas relacionados con la infancia

El tratamiento periodístico de temas de la niñez aún es deficiente
Por: Anahí Cazas

El 20 de noviembre de cada año se recuerda el Día Internacional de los derechos de niños y niñas, y una organización que se ocupa de que los medios de comunicación bolivianos los respeten es la Agencia Nacional de Noticias por los Derechos de la Infancia (ANNI) Bolivia.

“Hacemos un seguimiento de las noticias que se publican en los medios y generalmente vemos que los temas de mayor interés siempre son el tema político y el tema económico y el tema de la niñez está siendo relegado”, dice Wendy Medina, una de las responsables del monitoreo de diarios de ANNI, que en realidad es el primer Observatorio de Medios especializado en el seguimiento y evaluación de la información publicada en la prensa sobre niñez y adolescencia.


Cuando los medios informan sobre infancia se concentran especialmente en tres grandes temáticas: educación, salud y violencia; pero olvidan otros como migración, pobreza, discapacidad, en situación de calle, por citar algunos. En el caso de violencia, persiste una tendencia hacia el sensacionalismo y la revictimización de niños y niñas, dice Medina.

El 20 de noviembre de 1959, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas aprobó la Declaración sobre los Derechos del Niño y el mismo día, en 1989, dio luz verde a la Convención sobre los Derechos del Niño. En 1956, la Asamblea había recomendado que se instituyera en todos los países un Día Universal de la Infancia destinado a actividades para promover el bienestar de niños y niñas en el mundo.

En ese marco, ANNI se dedica al trabajo sistemático de monitoreo, investigación y capacitación de periodistas y medios de comunicación para que la información sea respetuosa de los derechos de la infancia y adolescencia.

La agencia cuenta con un banco de datos de fuentes nacionales —electrónico y escrito—, que está al alcance de los comunicadores sociales, y también tiene el observatorio de medios que monitorea nueve diarios nacionales, midiendo la cantidad y la calidad de las noticias sobre niñez y adolescencia.

Deficiencias

“Vemos que en muchas notas se maneja todavía mucho un enfoque sensacionalista, no se da una investigación con profundidad, no hay muchas denuncias de hechos. El trabajo periodístico es muy eventual y esporádico, sacan un tema y se olvidan. No hay una investigación profunda de los temas”, sostiene Medina. A eso se suma la revictimización y un deficiente uso del lenguaje y de las imágenes.

“Hemos encontrado falencias en el uso del lenguaje dentro del trabajo periodístico. Se utilizan muchos términos peyorativos como menor, pitilleros, cleferos, susodichos, niñas prostitutas o niñas trabajadoras sexuales”, expresa Medina.

Sobre las imágenes, el mal uso de éstas pone en evidencia el desconocimiento de la normativa legal boliviana. El artículo 10 del Código Niño, Niña y Adolescente, sobre la reserva y resguardo de identidad, señala que los medios de comunicación, cuando publiquen o transmitan noticias que involucren a niños, niñas o adolescentes, no pueden identificarlos nominal ni gráficamente, ni brindar información que permita su identificación, salvo determinación fundamentada del Juez de la Niñez y Adolescencia, velando en todo caso, por el interés superior de los mismos.
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
En el caso del secuestro de niños y niñas, los medios de comunicación pueden colaborar con una campaña para buscarlos, pero eso no significa realizar un espectáculo mediático. Es importante resguardar la identidad del infante, en caso de que haya estado en situación de violencia.
Mejorar la calidad

A fin de promover el buen uso del lenguaje y de las imágenes, la agencia ANNI publicó el manual “Tratamiento Periodístico de la Violencia Sexual Comercial contra Niños, Niñas y Adolescentes”, y periódicamente realizan capacitaciones destinadas a mejorar el ejercicio periodístico. En su actividad formativa, también abarca otras temáticas como trabajo infantil, migración y trata y tráfico.

Además, para incidir en las agendas periodísticas, ANNI publica el boletín Huellas donde sugieren temas de investigación e incluso posibles fuentes de consulta. “Nosotros les damos material a los periodistas para que investiguen”, pero todo depende de ellos.La agencia ANNI, que integra la red latinoamericana ANDI, trabaja en Bolivia desde 2003. Desde 2004, elabora un informe anual de resultados del monitoreo.